Síntomas de la enfermedad inflamatoria pélvica

Sintomas-de-la-enfermedad-inflamatoria-pelvica

Sintomas-de-la-enfermedad-inflamatoria-pelvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una complicación que puede proceder de la vaginosis bacteriana. Esta enfermedad afecta el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Por sus complicaciones este padecimiento que se genera por el contagio no tratado de una enfermedad sexual como la vaginosis, la candidiasis o la vulvovaginitis es peligroso a futuro pues las complicaciones que presenta son irreversibles y fatales para la vida del feto.

También la enfermedad inflamatoria pélvica puede presentarse en personas que usen el DIU (dispositivo intrauterino) como método de control anticonceptivo o personas que se hayan sometido a un aborto.

Si es tu caso, en cualquiera de las circunstancias debes acudir al médico, más si empezaste tu vida sexual a muy temprana edad o si has mantenido relaciones sexuales con varias parejas.

Pero siempre es importante recordar que las enfermedades de trasmisión sexual, no son exclusivas de las mujeres con mucha y variada actividad, pues hay organismos débiles a las infecciones que aun teniendo nulo contacto con parejas nuevas, tienden a caer en patrones de episodios de infección durante toda su vida.

No te alarmes si constantemente sufres de infección vaginal, quizá tu organismo es sensible a cualquier cambio, inclusive usar ropa interior muy ajustada o que no sea de algodón puede provocar una infección vaginal.

Los síntomas que puedes identificar como signos de una enfermedad inflamatoria pélvica son el padecer de fiebres frecuentes así como quejarse de un dolor abdominal bajo (en el área donde se encuentra el útero, las trompas y los ovarios) y flujos vaginales anormales y que no corresponden al ciclo menstrual en el que te encuentras. Sigue leyendo

Síntomas de la vaginitis bacteriana y cómo tratar con ellos

Sintomas-de-la-vaginitis-bacteriana-y-cómo-tratar-con-ellos

Sintomas-de-la-vaginitis-bacteriana-y-cómo-tratar-con-ellos

Los síntomas típicos de la Vaginitis Bacteriana.

Los síntomas de la vaginitis bacteriana tienden a causar una liberación de flujo vaginal incómoda. La vaginitis microbiana, también conocida como vaginitis bacteriana, aparece si tú tienes un exceso de bacterias en la vagina. Usualmente tu vagina posee un delicado equilibrio ambas bacterias, buenas y malas…Cuando esta estabilidad es interrumpida, las partículas malas se incrementan y comienzas a sentir los síntomas persistentes de la vaginitis.

Como se mencionó anteriormente… la vagina suele tener algunas bacterias en su interior … unas buenas, unas malas. Los problemas empiezan a surgir una vez que su equilibrio natural se altera y encima las malas bacterias tienen la oportunidad de multiplicarse por sobre el nivel de  los microorganismos buenos.

Por lo general, hay algunos signos o síntomas reveladores que se producen cada vez que una mujer comienza a incubar la vaginitis bacteriana. La primera, y más importante señal de una infección por vaginitis es realmente un mal olor a pescado dentro de la zona vaginal. Hay algunos síntomas más de la vaginitis bacteriana que una mujer pueda tener y que puede ser la pista decisiva, cuando se trata de determinar si tiene vaginitis.

Si tu sospechas que podrías tener vaginitis bacteriana…no te preocupes

La vaginitis no es un problema peligroso, es más que nada una molestia que causa alguna distracción y síntomas increíblemente incómodos. Probablemente los síntomas más comunes de la vaginitis bacteriana sea una descarga espesa grisácea de la vagina que es un resultado de la infección bacteriana. Los síntomas tienden a ser mal diagnosticados como son tan similares a las infecciones por hongos o candidiasis, u otros síntomas de las enfermedades de transmisión sexual.

Esta es una enfermedad habitual, así que las mujeres no necesitan preocuparse de los síntomas particulares de la vaginitis bacteriana. Debes asegurarte de que estas ejecutando los pasos correctos para eliminar los síntomas y a la larga la enfermedad. Sigue leyendo

6 consejos para iniciar una dieta contra la Candidiasis

6-consejos-para-iniciar-una-dieta-contra-la-Candidiasis

6-consejos-para-iniciar-una-dieta-contra-la-Candidiasis

Hacer una dieta contra la Candidiasis no es una cosa fácil. Se requiere paciencia y disciplina, pero las dietas no son sólo para perder peso. También puede ser una excelente estrategia en el tratamiento de las infecciones por Candidiasis. Entrar en un programa de dieta no significa que tienes que morirte de hambre.

Restringir los alimentos que comes o pasar hambre solo ralentiza el proceso metabólico y esto podría tener como resultado un aumento de peso. Tu inicias una dieta para alimentarte bien y estar saludable por ti misma. Comer los alimentos adecuados, hacer el ejercicio adecuado, esto es lo que hay que hacer.

Puede que hayas leído una gran cantidad de versiones de la dieta  para la candidiasis. Algunos programas de dieta contra la cándida te permiten comer alimentos que son ricos en hidratos de carbono, productos lácteos, frutas y verduras. Otros pueden restringir el consumo de alimentos ricos en hidratos de carbono o simplemente comer frutas seleccionadas. Sigue leyendo

Métodos naturales para curar la vaginitis bacteriana rápidamente

Metodos-naturales-para-curar-la-vaginitis-bacteriana-rápidamente

Metodos-naturales-para-curar-la-vaginitis-bacteriana-rápidamente

Si tú no has considerado el utilizar métodos naturales para curar la vaginitis bacteriana, entonces deberías pensarlo un poco más, ya que las curas naturales de la BV funcionan más rápida y efectivamente para deshacerse de esta vergonzosa enfermedad.

Las estadísticas demuestran que casi todas las mujeres sufrirán de vaginitis bacteriana en algún punto de sus vidas. Esta es por lejos una enfermedad muy común que la mayoría de mujeres desconoce. La única razón por la que parece rara es que ninguna mujer querría hablarlo con cualquiera.

Padecer BV no es divertido, puede ser realmente frustrante y vergonzoso. Las descargas, el olor, los dolores y la sensación de quemazón a menudo suelen hacer sentir solas y depresivas a las mujeres. La buena noticia es que existen un montón de curas naturales para la vaginitis bacteriana

Tú probablemente estarás interesada en saber por qué se comparan las ventajas de los remedios naturales contra los recetados, o sobre los tratamientos de venta libre para la vaginitis bacteriana.

En primer lugar, los tratamientos de venta libre no son tan efectivos para eliminar la BV. Por supuesto que puedes conseguir remedios recetados por tu medico, pero el problema es que estos medicamentos suelen ser fuertes, con resultados secundarios fuertes.

En segundo lugar, tu cuerpo es un producto natural, por lo tanto está diseñado para interactuar bien con otros productos naturales.

En tercer lugar, muchas mujeres descubrieron en las curas naturales un método efectivo y mucho más duradero, comparado con ciertos medicamentos, en lo que respecta a brindar soluciones a largo plazo para el alivio de la vaginitis bacteriana.

Por último, los remedios naturales están orientados a tratar los síntomas y las causas del problema, y ​​la mayoría de las personas sabrán que los medicamentos están allí para trabajar sólo en los síntomas. Esto significa que la causa permanece donde está.

Métodos Naturales de curar la vaginitis bacteriana

Lo primero y más sencillo que deberías intentar es mezclar un poco de vinagre de sidra de manzana en el agua del baño y sentarte allí por unos 15 minutos un par de veces al día. Esto ayuda a matar las malas bacterias en la vagina que es la principal causa de tu BV.

El yogur natural contiene un montón de bacterias saludables. Intenta aplicarte un poco de este yogur alrededor de tu vagina justo antes de irte a dormir por la noche. Esto puede sonar un poco asqueroso pero es efectivo, y tiene que ser mejor que lidiar con la BV diariamente.

Un consejo, asegúrate de tomar una ducha por la mañana.

Intenta recordar que los remedios no son tu única opción cuando aparece esta enfermedad, existen un montón de formas naturales de curar la vaginitis bacteriana.

Aprende como con tres sencillos pasos puedes eliminar el mal olor vaginal así como la vaginosis bacteriana usando ingredientes naturales que puedes encontrar en tu casa siguiendo este enlace »Alto Vaginosis Bacteriana«

Huelo a Pescado y Me Siento Avergonzada

Huelo-a-pescado-y-me-siento-avergonzada

Huelo-a-pescado-y-me-siento-avergonzada

Información de mucho interés acerca de los síntomas de la vaginitis bacteriana

Esta infección vaginal no es una enfermedad de transmisión sexual, aunque los síntomas de las vaginitis bacterianas pueden ser más acentuados luego del acto sexual, lo cual puede ser muy vergonzoso. Cuando una paciente requiere tratamiento, su pareja sexual masculina generalmente no lo necesitara.

La mayoría de las mujeres, sino todas, desean sentirse frescas y sin olores o descargas vergonzosas, especialmente en la presencia de su compañero sexual, y la vaginitis bacteriana y los síntomas de ella simplemente se meten en el medio de esta necesidad de frescura.

Esta es una de las principales infecciones vaginales que una mujer puede experimentar en su vida cuya raíz es bacteriana comparada con otras infecciones vaginales comunes como la infección por levadura que proviene de un hongo.

Una vagina saludable posee una multitud de microorganismos incluyendo varios hongos y bacterias buenas y malas. Cuando un nivel de PH optimo es mantenido, las bacterias buenas mantienen a raya a la infección causada por las malas bacterias.

Cuando se altere el equilibrio del ph en la vagina, puede conducir a una infección vaginal la cual puede incluir vaginitis bacteriana la cual es causada por la muerte o falta de acción de las bacterias buenas que llevan al crecimiento excesivo de las bacterias malas en la vagina y zona vaginal. Sigue leyendo

Mantente Alerta con los Síntomas de la Vulvovaginitis

La vulvovaginitis es una enfermedad relacionada con la irritación e infección de la zona vaginal y los síntomas pueden ser leves o muy agudos...

La vulvovaginitis es una enfermedad relacionada con la irritación e infección de la zona vaginal y los síntomas pueden ser leves o muy agudos…

La vulvovaginitis es una enfermedad relacionada con la irritación e infección de la zona vaginal. Es una enfermedad que se da al estar sufriendo de un contagio por vía sexual o por un desequilibrio en las bacterias de la vagina como sucede en la vaginosis bacteriana.

Sabiendo esto, cómo puedes diferenciar un simple cambio en tu organismo como una secreción de flujo vaginal diferente o un picor sin alarmarte demasiado, fácil, simplemente tomando en cuenta todos los factores que influyen. Por ejemplo el cambio del flujo puede deberse a muchas variables, desde un embarazo donde el flujo se vuelve blanquecino, con poco olor y más bien líquido, tal como se presenta a mitad de tu ciclo menstrual.

Recordemos que el flujo cumple funciones como limpieza, humectación y barrera contra infecciones, por ello cuando un cambio fuera de lo común se presenta debes acudir al médico sin tardanza.

Por ejemplo, en el caso de la vaginosis bacteriana el mal olor del flujo y el cambio de color de este son indicadores infalibles de que la enfermedad se está desarrollando.

Los cambios en el flujo a los que debemos prestarle atención son varios y muy evidentes si pones atención a tu cuerpo durante el mes, estos pueden ser cambios en el olor, de un aroma neutro a uno raro o desagradable, cambios anormales en el color o la textura.

Por ejemplo a mitad del mes tu flujo debe ser el más limpio y transparente, ya que tu organismo se prepara para una posible fecundación, y el flujo limpio favorece el paso de los espermatozoides, si tu flujo se vuelve verdoso, gris, o semejante al pus, es indicador de que algo está infectándote.

De la misma forma el notar un cambio en la textura del flujo como algo no líquido sino espumoso o parecido al requesón o la ricota son síntomas de vulvovaginitis también lo son la picazón, el ardor, la hinchazón o enrojecimiento vaginal, esto ya lo mencionamos pero es importante recalcarlo. Sigue leyendo

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Aunque seamos jóvenes, mayores o más entraditas en años, el hecho de acudir al ginecólogo es un poco incómodo para muchas mujeres. El  porcentaje de mujeres que no acude a un chequeo regularmente tal como se recomienda para una buena salud es inquietante, y esto se debe al hecho no tanto de la desidia o la falta de tiempo, sino por la incomodidad o el temor que puede implicar el ir a consultar a este médico especializado con la salud íntima de la mujer.

Una de las enfermedades más comunes en las mujeres en edad reproductiva de entre los quince y los cuarenta años es la vaginosis bacteriana, esta enfermedad es la más habitual de las infecciones en la vagina que podemos padecer en cualquier etapa de nuestra vida.

Si bien es cierto este malestar se encuentra dentro de las conocidas como enfermedades de contagio por relaciones sexuales, no debemos alarmarnos al padecerla si estamos felizmente casadas o si la padece una de nuestras hijas.

Este mal también se presenta en mujeres con una sola pareja y en mujeres vírgenes, ya que se presenta al desequilibrarse por infección la armonía de bacterias necesarias en la vagina; aunque, se puede prevenir la vaginosis bacteriana evitando tener muchas parejas sexuales, o evitando tener muy frecuentemente sexo oral, así como no haciendo uso de las duchas vaginales que desnivelan el sensible equilibrio de la vagina.

Este padecimiento puede ser muy incómodo de padecer pues sus síntomas tan desagradables como el mal olor vaginal (parecido al del pescado) y la secreción más abundante y gris o blancuzca que produce pueden impedirte realizar tus actividades diarias con libertad y agrado.

Puede también que padezcas de esta enfermedad sin saberlo, ya que en algunas ocasiones la vaginosis bacteriana se presenta de manera asintomática y la única forma de detectarla es mediante el chequeo con el ginecólogo, el cual podrá detectar y darte un tratamiento adecuado para tu cuerpo. Sigue leyendo

¿Por qué las Infecciones vaginales tratadas con remedios caseros pueden ser curadas rápidamente? ¡Pregúntame todo!

Infecciones-vaginales-tratadas-con-remedios-caseros

Infecciones-vaginales-tratadas-con-remedios-caseros

Las infecciones vaginales o vaginitis abarcan diversas condiciones que pueden afectar a la vagina.

Picazón o inflamación de la vagina y la vulva, secreción vaginal anormal y dolor durante el coito son los problemas que más comúnmente afectan la zona genital de la mujer. Generalmente estos síntomas son un signo de una infección bacteriana o micótica. Existen varios remedios caseros y otras medidas de autodefensa que pueden prevenir o aliviar las infecciones vaginales.

Infecciones vaginales causas y síntomas

La vagina normalmente está protegida contra infecciones por secreciones naturales incoloras, que mantienen las paredes húmedas, y producen un entorno ligeramente ácido que impide el crecimiento excesivo de la flora vaginal. La interrupción de estas condiciones  - como por ejemplo, después de un tratamiento con antibióticos – puede conducir a una multiplicación excesiva del hongo Cándida albicans. Los síntomas producidos por esta infección vaginal son picazón, sensibilidad, dolor y secreción espesa y blanca. Sigue leyendo

Un Remedio Casero para la Vaginitis que Puedes Utilizar Rápidamente

remedio-casero-para-la-vaginitis

remedio-casero-para-la-vaginitis

Al igual que la mayoría de las mujeres, tú puedes estar buscando un remedio casero para la vaginitis. No sería una gran sorpresa que pudieras avergonzarte con la infección. Debes tener en cuenta que encontrarás opciones naturales para esta infección que puedes administrar fácilmente en su casa. También deberías darte cuenta que la VB es el tipo de infección que podría padecer cualquier mujer, independientemente de su condición o actividad sexual.

Debes estar segura que tu infección es por vaginitis bacterial y no por otra cosa. Veras, los síntomas de la vaginitis son similares a otras infecciones como ser candidiasis o infección de levadura, por lo que es fácil confundirse una con otra.

La diferencia visible es siempre que la vaginitis emana de la proliferación de agentes patógenos mientras la candidiasis o infección de levadura es producida por hongo o por infección micotica.

Consigue un diagnóstico acertado de tu medico con el fin de someterte a estudios que determinen infección por levaduras así como otras enfermedades de las que la Vaginitis es generalmente un síntoma. Cuando estés segura de que padeces de vaginitis, entonces puedes comenzar a buscar las curas naturales para la infección bacteriana que puedes aplicar fácilmente en tu hogar. Sigue leyendo

Tratamiento de la candidiasis vaginal con remedios naturales | 4 curas para el alivio rápido de la vaginosis bacteriana

Tratamiento-de-la-candidiasis-vaginal-con-remedios-naturales

Tratamiento-de-la-candidiasis-vaginal-con-remedios-naturales

La Candidiasis vaginal es un problema embarazoso que afecta la vagina de una mujer y las partes exteriores de la zona genital. A menudo es dolorosa, causa una sensación de ardor en la zona vaginal y está acompañada por un flujo vaginal blanco caseoso (Dicho de un tejido o fluido: Que, por necrosis, adquiere una consistencia semejante a la del queso).

Para el tratamiento de la candidiasis vaginal los remedios naturales son muy eficaces. Esto se debe a que los antibióticos y los medicamentos sin receta prescritos por los médicos para el tratamiento de esta enfermedad destruyen no sólo las bacterias dañinas que causan la infección, sino también las bacterias buenas requeridas en una vagina saludable.

Hay una serie de remedios anti-hongos naturales para el tratamiento de la candidiasis vaginal que son capaces de destruir la levadura responsable de la candidiasis vaginal. Un inconveniente que pasa con los remedios naturales es que en ocasiones no dan resultados inmediatos. Cuando decidas probar estos remedios debes ser paciente y estar dispuesta a hacer uso de los remedios naturales por lo menos durante una semana más o menos. Sigue leyendo