Entrada destacada

Review Alto Vaginosis Bacteriana

¡RÁPIDO Y FÁCIL! descubre este simple y poco conocido método con el que podrás eliminar en un suspiro la infección que te atormenta, “Alto Vaginosis Bacteriana” de la Experta Hanna Castelli. Aquí tienes una forma 100% garantizada para vivir tu vida libre de preocupaciones…

Review-Alto-Vaginosis-Bacteriana

Review-Alto-Vaginosis-Bacteriana

Me gustaría hablarte un poco del libro “Alto Vaginosis Bacteriana” una guía escrita por Hanna Castelli que ofrece una solución real para tratar y eliminar definitivamente tu problema de Vaginosis Bacteriana (VB) a través de la utilización de métodos naturales.

Con esta publicación aprenderás las mejores técnicas naturales para eliminar la vaginosis bacteriana (VB) y ya no necesitaras utilizar tratamientos médicos onerosos, ni medicamentos o tabletas que solo te producirán alivio temporal.

Alto Vaginosis Bacteriana” es un tratamiento con el que Hanna Castelli te asegura que en solo 3 días podrás gozar de cambios relevantes en tu padecimiento y así mismo tendrás en tus manos una poderosa solución para acabar con la  Vaginosis Bacteriana (VB) con tan solo seguir unos pasos muy sencillos.

Tu podrás llevar este tratamiento en la intimidad de tu casa, ya que es muy sencillo, y comprobaras que en tan solo 24 horas ese espantoso olor que produce la Vaginosis Bacteriana (VB) desaparecerá poniendo fin a la vergüenza y sufrimiento que te ocasiona esta condición tan desagradable.

Te preguntaras, ¿Quién es Hanna Castelli? Sigue leyendo

Ajo para Infecciones Vaginales - Tengo un diente de ajo en mi vagina

Ajo para Infecciones Vaginales – Tengo un diente de ajo en mi vagina

Específicamente, este diente de ajo para infecciones vaginales está atado a una cuerda ahora mismo:

Hace un par de años “me desperté una mañana con una infección vaginal, había estado padeciendo esa infección cada dos o tres meses sin ninguna razón aparente”. Como por casualidad ese día estaba tratando de adquirir todas las herramientas necesarias para iniciar un proyecto de informática así que no podía costearme un costoso tratamiento convencional.

Había oído hablar del método del diente de ajo para infecciones vaginales varias veces antes – el ajo tiene antibióticos, antifúngicos, propiedades antibacterianas y se utiliza en las infecciones vaginales con frecuencia – pero yo siempre estaba un poco nerviosa acerca de ese tipo de aventura. Pero una hora después de estar derrotada por el ardor y la terrible picazón termine por vencer por completo mi nerviosismo, y me decidí a probarlo. Sigue leyendo

Vaginitis Bacteriana – Que es y como curarla

Vaginitis-Bacteriana-que-es-y-como-curarla

Vaginitis-Bacteriana-que-es-y-como-curarla

La vaginitis bacteriana (VB) es una de las causas más comunes de infección vaginal. Se dice que la vaginitis bacteriana (VB) no se contrae vía relaciones sexuales.

Habiendo dicho esto, las mujeres más sexualmente activas son más susceptibles que aquellas que no lo son. La vaginitis Bacteriana (VB) habitualmente se confunde con la Candidiasis, la cual es una infección por levaduras.

Hay otras infecciones que también son mal diagnosticadas las cuales son infecciones bacterianas. La vaginitis bacteriana (VB) es un desbalance de bacterias que ocurre natural e internamente.

Hay muchos síntomas comunes de la VB. Uno de los más angustiantes es la descarga de flujo blanco. Generalmente viene acompañada de un aroma muy penetrante (las mujeres lo describen como olor a pescado) y se nota especialmente luego del acto sexual.

Si piensas que puedes tener VB, con un simple test serás capaz de comprobarlo.

El test “whiff” que consiste en una reacción de hidróxido de potasio -KOH- en una muestra de flujo vaginal, si produce un fuerte olor a pescado si estas infectada identificara un olor a pescado lo cual es una señal bastante precisa de que existe VB.

Un hisopo con una muestra de la zona y una prueba de los niveles de PH es también un buen indicador de la VB. Este será colocado sobre un papel tornasolado para chequear el nivel de acidez. Si el PH es mayor a 4.5, esto significa que hay más alcalinidad presente debido probablemente a la VB.

Otro indicativo es que se observa una descarga de flujo vaginal blanco amarillento.

Finalmente células indicadoras que revelan la precencia del padecimiento.

Para obtener un correcto diagnóstico, deberían efectuarse tres o cuatro de los cuatro test antes mencionados. Sigue leyendo

Aborda lo Sexual con tu Pareja con Responsabilidad

Aborda-lo-Sexual-con-tu-Pareja-con-Responsabilidad

Aborda-lo-Sexual-con-tu-Pareja-con-Responsabilidad

Existen muchas maneras de abordar lo sexual con nuestra pareja, desde la comunicación o la sinceridad, hasta en los aspectos eróticos y de cuidado. Pero el punto más importante a tratar sobre nuestra vida sexual es la responsabilidad que existe del uno con el otro.

Las enfermedades sexuales están a la vuelta de la esquina, recordemos que desde la liberación sexual de los años sesentas las tasas de enfermedad sexual han ido creciendo en el mundo.

Podría pensarse que una infección de trasmisión sexual hoy en día es una tontería pero las estadísticas demuestran lo contrario, siendo los jóvenes de entre veinticinco y treinta años los más afectados, y dentro de estos números se revela algo inquietante para nosotras, el índice de mujeres infectadas es mayor al de los hombres.

El cuerpo femenino es más sensible a los cambios en el organismo que el sexo produce, por ello es más común que nosotras suframos de una infección vaginal a que nuestros compañeros sufran de alguna enfermedad sexual. La más común de las enfermedades es la vaginosis bacteriana y afecta a mujeres en edad reproductiva alrededor de todo el mundo.

Como mujeres jóvenes las estadísticas no son las más amables con nosotras, el cincuenta por ciento de las mujeres que se presentaron en el 2012 con su médico con síntomas de una infección de transmisión sexual,  fueron mujeres jóvenes. Es muy importante asegurarnos de estar viviendo una sexualidad responsable y sin consecuencias. Sigue leyendo

Vaginosis Bacteriana la más común de las enfermedades en las mujeres en edad reproductiva

Vaginosis-Bacteriana-la-mas-comun-de-las-enfermedades-en-las-mujeres

Vaginosis-Bacteriana-la-mas-comun-de-las-enfermedades-en-las-mujeres

Cuando abordamos el tema de las infecciones en la vagina por lo general las mujeres nos sentimos más en confianza al platicarlo con las amigas, o con nuestras madres. Que si usar vinagre de manzana contra la infección, que si una ducha vaginal, que nos tratemos en casa por guardar la intimidad.

Todos estos son los clásicos consejos que nos pueden dar, y son bien intencionados, pero no son profesionales, no son  consejos en  base a un análisis experto y una visión completa de tus necesidades específicas en esa infección causada por tal o cual anomalía.

Dentro de este tema es importante que cualquier indicio de infección la compartas con tu pareja ya que este se podrá tratar si es necesario. Si tu pareja es una chica, la importancia de compartir la información es mayor, ya que en el caso de la vaginitis bacteriana por ejemplo, los síntomas en ocasiones son silenciosos y solamente mediante el examen médico es detectable la enfermedad.

Sabemos que infecciones o desordenes como la vaginosis bacteriana se pueden dar por mera predisposición de nuestro cuerpo a sufrir de estas anomalías, pero siempre es importante no evitar al ginecólogo, pues las complicaciones que una simple infección vaginal puede causar son terribles para ambas partes de la pareja, pues la vaginosis puede causar esterilidad y trastornos en el nacimiento y la concepción de su bebé.

Una infección de la vagina puede también desencadenar (por no tratarse a tiempo) en una vaginosis, o una vulvovaginitis, ya que la función que cumplen las bacterias tanto nocivas como las benéficas en nuestro organismo es la de generar anticuerpos y resistencia frente a las enfermedades, al dejamos sin atender una infección leve, no sólo estamos ignorando síntomas incómodos, sino que estamos dejando expuesta nuestra salud a enfermedades como la gonorrea o la sífilis. Sigue leyendo

Vaginosis Bacteriana

vaginosis-bacteriana

vaginosis-bacteriana

Si te preguntas qué es la vaginosis bacteriana, primero que nada debemos saber un poco sobre la naturaleza de la vagina, esta necesita de un equilibrio microbiano que al desequilibrarse nos trae problemas.

En el caso de la vaginosis bacteriana, el microorganismo que puede ser uno de los factores de padecimiento está presente en nuestra vagina como parte de la fauna benéfica que contiene, pero que al perturbarse los niveles de esta, produce la enfermedad.

La vaginosis bacteriana es una enfermedad común, de hecho es la enfermedad vaginal más frecuente en las mujeres en edad reproductiva. Algunos médicos la consideran no tanto una infección, sino un desequilibrio microbiano en nuestro organismo.

Pensemos en una ventana un poco sucia, quizá ese polvito que la cubre nos evite un poco los rayos del sol, haga un poco de cortina, o nos reduzca el calor, pero si esa capa se vuelve espesa y muy sucia se vuelve un problema, así las bacterias en nuestra vagina, deben existir como defensas del organismo, pero en una medida controlada.

Las causas de la vaginosis bacteriana son varias y como podrás constatar por ti misma si recapitulas tus días podrás detectar fácilmente los riesgos de infección o las causas; entre ellas encontramos, una actividad sexual frecuente, varios compañeros sexuales, sexo oral con mucha frecuencia, empleo de duchas vaginales, así como el uso frecuente de espermicidas.

Como nosotras sabemos, el flujo vaginal es un indicador infalible de la salud en esta zona, así como de cualquier cambio negativo. Los signos y síntomas de la vaginosis bacteriana se manifiestan por un flujo más denso, blanquecino o grisáceo, así como por un olor desagradable parecido al olor a pescado, también estos síntomas pueden presentarse con sensación de quemazón y picor en la vagina. Sigue leyendo

¿Cómo se Puede Detener la Candidiasis Crónica de una Vez por Todas?

Como-se-Puede-Detener-la-Candidiasis-Cronica-de-una-Vez-por-Todas

Como-se-Puede-Detener-la-Candidiasis-Cronica-de-una-Vez-por-Todas

Cándida albicans son organismos de origen natural en el cuerpo humano que normalmente son inofensivos si se mantienen bajo control, pero si  por alguna razón se rompe el equilibrio en el que normalmente se encuentran podrían causar candidiasis o infecciones por hongos en el tracto urinario y en el área genital.

Hay informes de que alrededor del 75% de las mujeres experimentarán una infección vaginal por hongos al menos una vez en su vida. Las personas con el sistema inmunológico comprometido, como por ejemplo las personas que tienen el VIH / SIDA se encuentran en alto riesgo de desarrollar candidiasis.

Sufrir de infecciones recurrentes por cándida puede ser muy incómodo y doloroso por lo que es importante saber cómo eliminar la candidiasis crónica para liberarse del dolor y el malestar.

Los síntomas de la candidiasis pueden hacerte la vida miserable. En la candidiasis genital, la comezón y la secreción genital son los síntomas más comunes. Imagínate que sufres estos síntomas una y otra vez si tú no puedes eliminar la candidiasis crónica. Sigue leyendo

Tratamientos de la vaginitis bacteriana y terapias holísticas

Tratamientos-de-la-vaginitis-bacteriana-y-terapias-holisticas

Tratamientos-de-la-vaginitis-bacteriana-y-terapias-holisticas

En lo que respecta a las opciones para el tratamiento de la vaginitis bacteriana, generalmente te encontraras con dos opciones.

Primero, hay antibióticos que deben ser recetados por un médico, por lo menos.

Segundo, encontraras remedios a base de hierbas y curas caseras para la vaginitis. Típicamente, los antibióticos y remedios caseros para la vaginitis bacteriana también se podrían utilizar a la vez.

Probablemente el antibiótico de prescripción dado con mayor frecuencia para el tratamiento de la vaginitis bacteriana es el metronidazol. Viene en dos presentaciones, en crema para una aplicación rápida en el área afectada y como medicamento oral.

La crema y la medicación oral han resultado exitosas en el tratamiento de la vaginitis bacteriana, aunque puede tener algunos efectos secundarios. Las mujeres embarazadas o aquellas en periodo de lactancia no deberían tomar metronidazol a menos que sea específicamente indicado por su médico.

El gel antibiótico recetado Clindamicina también es apropiado para el tratamiento de la vaginitis. Aunque los antibióticos recetados son por lejos muy valiosos para el tratamiento de la infección por vaginitis bacteriana, no la eliminaran de una vez y para siempre. Para aproximadamente el 77% de las mujeres que tratan la vaginitis solo con antibióticos, la misma reaparece en 12 meses. Sigue leyendo

Síntomas de la enfermedad inflamatoria pélvica

Sintomas-de-la-enfermedad-inflamatoria-pelvica

Sintomas-de-la-enfermedad-inflamatoria-pelvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una complicación que puede proceder de la vaginosis bacteriana. Esta enfermedad afecta el útero, los ovarios y las trompas de Falopio. Por sus complicaciones este padecimiento que se genera por el contagio no tratado de una enfermedad sexual como la vaginosis, la candidiasis o la vulvovaginitis es peligroso a futuro pues las complicaciones que presenta son irreversibles y fatales para la vida del feto.

También la enfermedad inflamatoria pélvica puede presentarse en personas que usen el DIU (dispositivo intrauterino) como método de control anticonceptivo o personas que se hayan sometido a un aborto.

Si es tu caso, en cualquiera de las circunstancias debes acudir al médico, más si empezaste tu vida sexual a muy temprana edad o si has mantenido relaciones sexuales con varias parejas.

Pero siempre es importante recordar que las enfermedades de trasmisión sexual, no son exclusivas de las mujeres con mucha y variada actividad, pues hay organismos débiles a las infecciones que aun teniendo nulo contacto con parejas nuevas, tienden a caer en patrones de episodios de infección durante toda su vida.

No te alarmes si constantemente sufres de infección vaginal, quizá tu organismo es sensible a cualquier cambio, inclusive usar ropa interior muy ajustada o que no sea de algodón puede provocar una infección vaginal.

Los síntomas que puedes identificar como signos de una enfermedad inflamatoria pélvica son el padecer de fiebres frecuentes así como quejarse de un dolor abdominal bajo (en el área donde se encuentra el útero, las trompas y los ovarios) y flujos vaginales anormales y que no corresponden al ciclo menstrual en el que te encuentras. Sigue leyendo

Huelo a Pescado y Me Siento Avergonzada

Huelo-a-pescado-y-me-siento-avergonzada

Huelo-a-pescado-y-me-siento-avergonzada

Información de mucho interés acerca de los síntomas de la vaginitis bacteriana

Esta infección vaginal no es una enfermedad de transmisión sexual, aunque los síntomas de las vaginitis bacterianas pueden ser más acentuados luego del acto sexual, lo cual puede ser muy vergonzoso. Cuando una paciente requiere tratamiento, su pareja sexual masculina generalmente no lo necesitara.

La mayoría de las mujeres, sino todas, desean sentirse frescas y sin olores o descargas vergonzosas, especialmente en la presencia de su compañero sexual, y la vaginitis bacteriana y los síntomas de ella simplemente se meten en el medio de esta necesidad de frescura.

Esta es una de las principales infecciones vaginales que una mujer puede experimentar en su vida cuya raíz es bacteriana comparada con otras infecciones vaginales comunes como la infección por levadura que proviene de un hongo.

Una vagina saludable posee una multitud de microorganismos incluyendo varios hongos y bacterias buenas y malas. Cuando un nivel de PH optimo es mantenido, las bacterias buenas mantienen a raya a la infección causada por las malas bacterias.

Cuando se altere el equilibrio del ph en la vagina, puede conducir a una infección vaginal la cual puede incluir vaginitis bacteriana la cual es causada por la muerte o falta de acción de las bacterias buenas que llevan al crecimiento excesivo de las bacterias malas en la vagina y zona vaginal. Sigue leyendo

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Acudir al Ginecólogo Responsabilidad de Toda Mujer con su Salud Intima

Aunque seamos jóvenes, mayores o más entraditas en años, el hecho de acudir al ginecólogo es un poco incómodo para muchas mujeres. El  porcentaje de mujeres que no acude a un chequeo regularmente tal como se recomienda para una buena salud es inquietante, y esto se debe al hecho no tanto de la desidia o la falta de tiempo, sino por la incomodidad o el temor que puede implicar el ir a consultar a este médico especializado con la salud íntima de la mujer.

Una de las enfermedades más comunes en las mujeres en edad reproductiva de entre los quince y los cuarenta años es la vaginosis bacteriana, esta enfermedad es la más habitual de las infecciones en la vagina que podemos padecer en cualquier etapa de nuestra vida.

Si bien es cierto este malestar se encuentra dentro de las conocidas como enfermedades de contagio por relaciones sexuales, no debemos alarmarnos al padecerla si estamos felizmente casadas o si la padece una de nuestras hijas.

Este mal también se presenta en mujeres con una sola pareja y en mujeres vírgenes, ya que se presenta al desequilibrarse por infección la armonía de bacterias necesarias en la vagina; aunque, se puede prevenir la vaginosis bacteriana evitando tener muchas parejas sexuales, o evitando tener muy frecuentemente sexo oral, así como no haciendo uso de las duchas vaginales que desnivelan el sensible equilibrio de la vagina.

Este padecimiento puede ser muy incómodo de padecer pues sus síntomas tan desagradables como el mal olor vaginal (parecido al del pescado) y la secreción más abundante y gris o blancuzca que produce pueden impedirte realizar tus actividades diarias con libertad y agrado.

Puede también que padezcas de esta enfermedad sin saberlo, ya que en algunas ocasiones la vaginosis bacteriana se presenta de manera asintomática y la única forma de detectarla es mediante el chequeo con el ginecólogo, el cual podrá detectar y darte un tratamiento adecuado para tu cuerpo. Sigue leyendo